marketing digital político

La importancia del marketing digital político

El marketing digital presenta una nueva forma de hacer política, con distintos retos, tanto en periodos electorales como en el desarrollo de la legislatura.

Pero ¿por qué es importante usar el marketing digital en política?

Hoy en día, gran parte de la población cuenta con acceso a Internet desde un ordenador o dispositivo móvil. Esto ayuda a que exista mayor cercanía con el electorado, y así se puedan conocer más a fondo las problemáticas que giran en torno a la sociedad.

Los canales digitales influyen de manera determinante en los movimientos sociales como el activismo y la participación electoral.

El intercambio de información por medio de estos canales propicia un cambio de conciencia social más acelerado. Además, estas plataformas tienen cualidad de ser bilaterales, es decir, que el intercambio de información se da en ambos lados, ya sea del candidato hacia sus seguidores como de ellos hacia él. De ahí que sea fundamental cuidar mucho lo que se expresa en estos canales de comunicación.

Debemos entender que los medios digitales no son una extensión de la mercadotecnia ni un nuevo canal de comunicación. Es algo más complejo que sólo estrategias.

Que un candidato, representante de partido político o cargo institucional tenga perfiles en redes sociales es algo que, en pleno siglo XXI, debería ser obligatorio para quiénes se dedican al servicio público, ya que contar con perfiles en las redes sociales   ayuda a que exista mayor cercanía con el electorado, y así se puedan conocer más a fondo las problemáticas que giran en torno a la sociedad.

Los canales digitales influyen de manera determinante en los movimientos sociales como el activismo y la participación electoral, por eso, es fundamental conocer bien el perfil del votante, para seleccionar de forma estratégica qué redes sociales son las más adecuadas para utilizar como canal de comunicación.

Otro aspecto a tener en cuenta es el mensaje. Por eso, es muy importante controlar hasta el último detalle del mensaje que se quiere lanzar, cómo se transmite, las pausas, los gestos, todo está medido. No hay que olvidar nada, ni sumar algo que pueda perjudicar la comunicación entre los líderes políticos y los votantes. Hay que conectar con ellos, mover las emociones.

Definir cómo van a ser las distintas apariciones públicas del candidato o cargo institucional, qué van a decir, qué temas no van a tratar o cómo van a responder”. El mensaje es lo importante y todo gira en torno a él.

Por último, recuerda que el marketing político está en continúa evolución, continúa formándote para ofrecer siempre la mejor versión de ti.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.